Saltar al contenido
Síbox

Comprar una casa: Qué aspectos debemos tener en cuenta

7 noviembre, 2017
aspectos tener en cuanto comprar casa

aspectos tener en cuanto comprar casa

Para la mayoría de nosotros, la decisión de comprarse una casa es una de las más importantes que tomaremos a lo largo de nuestra vida, al menos en el plano económico.

Hay que tener en cuenta, que lo más seguro es que destinemos más de cinco años de nuestro salario bruto para pagarla.

Por ello, además de los criterios inherentes a nuestros gustos (localización, tamaño, orientación, estado general, etc.), son muchos los aspectos que tendremos que tener en cuenta antes de lanzarnos a cerrar una operación de tal magnitud.

Hoy, en Síbox, queremos daros una sencilla guía para que todo salga bien desde el punto de vista económico y legal, partiendo de la premisa de que ya habéis encontrado la casa de vuestros sueños.

Preguntas que debemos hacernos antes de comprar una casa

¿Con qué tipo de propietario estamos negociando?

La primera pregunta que debemos hacernos es, ¿estamos negociando la compra de la casa con su propietario legal y único?

Parece un poco absurdo, pero aparte de estafadores que simulan ser los propietarios para que, una vez pagada la señal del piso, desaparecer para siempre, son muchas las viviendas que tienen varios propietarios.

Por ejemplo, en el caso de viviendas heredadas, y cuya aceptación de la venta no dependerá únicamente de nuestro interlocutor.

Aunque este último caso no significa que debamos desistir de la compra, convendrá estar bien informado al respecto para poder ser precavidos, y con una nota simple del registro de la propiedad obtendremos esa valiosa información en muy poco tiempo.

En esa nota simple, además, averiguaremos los derechos que ostenta la propiedad y sus limitaciones y las prohibiciones o restricciones que afecten a los titulares de tales derechos, obteniendo entonces respuesta a la segunda pregunta más importante, ¿está la propiedad libre de cargas?

¿Tiene la propiedad cargas?

Por cargas, nos referimos a hipotecas, embargos, servidumbres, litigios en curso o afecciones fiscales que nos pudieran llevar a la obligación de hacer frente a nuevos pagos una vez efectuada la compra de la casa.

Y si bien es cierto que el propietario está obligado a informarnos previamente, merece la pena averiguarlo por nuestra cuenta para evitar futuros procesos judiciales.

¿La escritura de la propiedad es correcta?

El tercer paso, será asegurarnos de que toda la vivienda que estamos comprando está perfectamente escriturada, es decir, que los metros cuadrados que figuran en la escritura del registro de la propiedad son los mismos de los que disfruta la vivienda.

Así sabremos con certeza que la vivienda está plenamente legalizada y que el propietario no ha hecho añadidos en la casa sin licencia previa.

¿Tenemos información sobre la comunidad de vecinos?

El cuarto paso para una compra de piso sin sobresaltos es estar muy pendientes de lo que ocurre en la comunidad de vecinos del edificio.

Hablar con el presidente de la comunidad, los vecinos, el portero del edificio, etcétera para averiguar información tan importante como:

¿Ha pasado el edificio la Inspección Técnica de Edificios correspondiente?

Regulada por el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio y particularizada en cada municipio por sus propias ordenanzas, obliga a los edificios de determinada antigüedad a someterse a determinadas revisiones periódicas que en algunos casos generan incómodas derramas para los propietarios.

¿A cuánto asciende la cuota de la comunidad de propietarios?

O también, ¿existen cuotas pendientes de pago?

La cuota de la comunidad se suele calcular en base al porcentaje de participación que nos corresponda del total del edificio.

Resulta también interesante conocer en qué se gasta ese dinero, es decir, los derechos incluidos para los propietarios de la comunidad (recogida de basuras, limpieza de zonas comunes, portero, calefacción central, etc.).

¿Hay vecinos problemáticos?

Uno de los puntos más importantes en cuanto a la búsqueda de tranquilidad, es averiguar si vamos a convivir con vecinos problemáticos.

Desde vecinos ruidosos hasta vecinos morosos o problemáticos en cualquier otro sentido, debemos tener en cuenta que vamos a convivir con ellos mucho tiempo, por lo que es aconsejable saber lo que vamos a tener alrededor antes de tomar la decisión.

¿En qué estado general se encuentra el edificio?

Además de la fachada, son especialmente preocupantes los aspectos referentes a la instalación eléctrica y de fontanería del edificio, ascensores y cumplimiento legal de las medidas de seguridad obligatorias.

Todo esto es importante, dado que cualquier cambio que deba hacerse sobre los mismos, con total seguridad acarreará una importante derrama.

Otros detalles a tener en cuenta

Por último, debemos recordar a la hora de hacer nuestros números previos a la compra del piso algunos aspectos importantes a tener en cuenta:

  1. Cerciorarnos de que el precio por metro cuadrado que estamos pagando en la zona está dentro de los precios de mercado, sencillamente comparando con otros pisos similares a la venta.
  2. Recordar que con independencia de si pagamos el piso al contado o mediante un préstamo hipotecario, la compra de un piso siempre implica otros gastos añadidos como son los de notaría y registro de la propiedad.
  3. Además, si tenemos pensado solicitar un préstamo hipotecario, es importante no solo conocer las cuotas que generará mes a mes, sino tener en cuenta los gastos de constitución de la hipoteca.

En conclusión, comprar un piso es una operación relativamente simple en la que hay que tener muchos factores en cuenta para asegurarnos de que todo sale bien.

Si estás a punto de dar ese importante salto en tu vida, recuerda que en Síbox tenemos muchos profesionales inmobiliarios que podrán, no solo ayudarte a que todo salga bien, sino buscarte la mejor hipoteca o encontrar el piso de tus sueños por ti.