fbpx Saltar al contenido

El coste de una boda y su organización con Síbox

Boda Organización y ahorro en costes con Síbox

Existen muchas formas de personalizar ese día tan especial en la vida de una pareja, el día de su boda. Sin embargo, todo lo que nos aleje de lo estándar, tiene un coste adicional.

En Síbox, analizamos las diferentes partidas de gasto (o al menos las más comunes) para que, en plena planificación, podamos definir lo que es importante para nosotros y lo que no lo es, siempre bajo el prisma económico.

No obstante, debe matizarse que, si bien el precio mínimo y medio de las diferentes partidas son relativamente fáciles de definir, el precio máximo puede no tener límites, con lo que ni nos molestaremos en hablar de él.

Las invitaciones de boda

Lo primero, las invitaciones de boda que dependerá del papel que uses, de las tintas, de los sobres y de los lugares a donde las envíes, pero un punto de partida para estimar el coste podrían ser los 3 euros por unidad.

La pre-boda

Lo que empezó siendo un añadido en bodas de alto standing, se ha convertido en un punto bastante habitual en las bodas.

Esto es así porque las bodas, en general, se celebran en fin de semana y no suelen ser pocos los invitados que vienen de sitios alejados, por lo que, en agradecimiento por el esfuerzo, se les ofrece un plan relajado para el día de llegada.

Cócteles de bienvenida, picoteo de pie, o mesa tradicional en un restaurante, podrían estimarse en unos 25 euros por invitado de media. Pero si lo queremos hacer más barato, se puede.

Si incurres en este gasto, ¡recuerda poner una hora prudente de retirada para garantizar que tus invitados no están muertos al día siguiente!

El vestido de la novia

Otra de esas partidas cuyo importe máximo puede no tener fin. El precio medio de un vestido de firma podríamos estimarlo en 2.000 euros, pero esto dependerá del caché de la firma y de su complejidad.

Si la marca no es tan importante, podríamos irnos a vestidos de segunda mano, de otras temporadas, etc. Un abanico tan amplio que podríamos computar desde los 200 euros.

A ello, hay que añadir el coste de los complementos, zapatos, lencería… en cuyo importe no entramos por ser algo tan personal de cada una.

El traje del novio

Un traje de novio puede ser un traje normal con complementos como el chaleco o la corbata especial, o un traje con determinadas características que restringirán su uso a ese único día.

En el primer caso, los precios más razonables comenzarán en torno a los 400 euros, pero podremos irnos hasta varios miles en función de los complementos (gemelos, corbata, zapatos…).

En el segundo caso, los precios se pueden disparar enormemente, aunque siempre queda la opción de alquilarlo. Es una opción muy usada en bodas de chaqué.

Peluquería y maquillaje de la novia

Entra en juego de nuevo el caché de los profesionales contratados y el número de pruebas previas que quieras hacer.

Entre nuestros profesionales, hemos encontrado precios bastante baratos que incluyen la peluquería y el maquillaje con dos pruebas previas por 150 euros, pero si ambos profesionales deben desplazarse hasta el lugar de la boda, el precio subirá notablemente.

El ramo y las flores

Un ramo de novia puede ser tan barato como hacérselo una misma. No obstante, con el caos de ese día es probable que no tengas tiempo.

Si optas por comprarlo, desde 25 euros puedes tener uno precioso, aunque será relativamente fácil que te vayas hasta los 75 euros.

Las flores que decorarán el lugar de la ceremonia y el banquete tienen costes difíciles de predecir si aún no sabemos dónde nos casamos.

No obstante, en los propios lugares suelen tener precios pactados con floristerías o lo incluyen dentro del coste del banquete.

Transporte con chófer

Dependerá del modelo de coche que quieras alquilar y las horas que lo vayas a necesitar. No es lo mismo alquilar un Rolls Royce que un Citroën pato o un Mercedes nuevo.

Sea como sea, podríamos estimar esta partida en 350 euros aproximadamente por unas cinco horas de servicio con un vehículo bonito, pero modesto.

Si lo que quieres es poner un autobús para tus invitados y que se despreocupen del coche particular, puedes estimar el precio en unos 400 euros en función del número de horas contratadas o el número de viajes de ida y vuelta que vaya a hacer.

Fotógrafo

Fotos con posado de los novios, número de cámaras, vídeo, edición de las fotos, formato del álbum de fotos, etc.

Son muchos los parámetros que deberás definir, pero una estimación de un mínimo de 300 euros en esta partida es más que razonable.

La ceremonia

Boda por la iglesia y boda civil cambian notablemente el coste de esta partida.

Bodas civiles

En el caso de las bodas civiles, dependerá de la provincia en la que estemos, de si nos casamos en día laborable, si lo hacemos por el Ayuntamiento o si nos vamos al Registro Civil.

En unos casos podría ser gratis, mientras que en otros nos podríamos ir a unos 200 euros aproximadamente. Un coste prácticamente despreciable con respecto al total de la boda en sí.

Bodas eclesiásticas

En bodas eclesiásticas el precio no está para nada estandarizado. No es lo mismo una catedral que la iglesia de nuestro pueblo.

En unos casos tendrán precios predefinidos y en otros nos pedirán la voluntad.

Pero si queremos tener una estimación previa, 400 euros es una cifra bastante habitual que incluiría las tasas correspondientes.

El banquete

En este apartado influye mucho el sitio. Podemos optar por lugares con cocina propia o caterings profesionales. Pero, además, hay otros muchos factores a tener en cuenta.

No es lo mismo casarse en verano que hacerlo en invierno, ni casarse un domingo o hacerlo un sábado, por ello, los precios de un mismo sitio pueden oscilar muchísimo.

Además, hacer la reserva con tiempo y una buena negociación también marcan mucho la diferencia en el precio.

Un precio razonable para una buena calidad de servicio podría estar en torno a los 120 euros por cubierto incluyendo el coctel de bienvenida.

Si bien debemos tener en cuenta que en unos casos también incluirá la barra libre, la música, una noche gratis en hotel para los novios, etc. Y en otros, serán partidas de gasto aparte.

 

Con esto, ya tienes montada tu boda para cumplir los estándares habituales. A partir de aquí, podrás seguir sumando costes hasta que tu cuenta corriente diga basta.

Regalos para los invitados, puros, cigar bar, barra de mojitos o Gin-tonics, varios ramos que regalar a los futuribles matrimonios, francesitas para descanso de los pies de las invitadas, abanicos y un largo etcétera del que tendrás que valorar su importancia relativa.

Sea como sea, son muchas las partidas de gasto que podrás reducir notablemente contrastando precios, y Síbox es tu herramienta para ello.

Habla con los profesionales, consulta su disponibilidad y negocia con ellos. Una herramienta del siglo XXI para ahorrar en tu día más especial.